La Comisión de Ganadería, Agricultura y Pesca se reunió el 16 de noviembre pasado para tratar temas de la industria avícola

 La Comisión de Ganadería, Agricultura y Pesca se reunió el 16 de noviembre pasado para tratar temas de la industria avícola

Compartimos la versión taquigráfica de la reunión.

SEÑOR PRESIDENTE (Nelson Larzábal Neves).- Habiendo número, está abierta la reunión.

          (Es la hora 11 y 45)

——La Comisión da la bienvenida a los miembros de la Comisión de Ambiente y a las autoridades del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca: el señor ministro, ingeniero agrimensor Fernando Mattos; el señor subsecretario, ingeniero agrimensor Juan Ignacio Buffa; el director general de la granja, ingeniero agrimensor Nicolás Chiesa; el director del Área de Control de Insumos de la Dirección General de Servicios Agrícolas, ingeniero agrimensor Alex Hughes y el director general de Servicios Agrícolas, ingeniero agrimensor Leonardo Olivera.

SEÑOR PRESIDENTE.- Pasamos a considerar otro de los temas, relativo a la creciente importación de pollos, más allá de lo que estaba acordado por las empresas de hasta 120 toneladas por mes desde Brasil y 60 toneladas por mes desde Argentina. Tenemos dudas al respecto, ha habido una movilización por parte de los productores y de los distribuidores de carne aviar. Sabemos que hay otra reunión pendiente que están convocando los productores, los distribuidores y los industriales para el próximo 24.

          Quisiéramos conocer cuál es la posición del Ministerio ante la amenaza que eso genera para nuestra industria avícola.

          Más allá de que recuerdo que en la Fiesta del Pollo y la Gallina se había hablado y se había anunciado, como una gran posibilidad, la exportación a Macao y que las industrias estaban preparándose para poder exportar, esta importación, especialmente de pollo trozado ‑antes esas 120 toneladas eran de pollo entero‑, hace que los industriales, y por supuesto, los productores y también los trabajadores sientan mucha preocupación.

SEÑOR MINISTRO DE GANADERÍA, AGRICULTURA Y PESCA.- Trajimos algún material para distribuir entre los señores legisladores, y tenemos cuatro ejemplares de un informe general del sector avícola, que se podría repartir entre los partidos, o podríamos enviar el archivo electrónico, si se quisiera distribuir más ampliamente.

          En el material hay una clasificación de lo que son los mercados de destino de exportación en cuanto a su nivel de exigencia.

          El sector avícola para el Ministerio de Ganadería es un sector estratégico que queremos apuntalar y preservar.

          En realidad, la manifestación que tomó estado público es de los distribuidores de pollo, que en este momento exactamente se están reuniendo con el señor subsecretario. Es por eso que se excusó y se tuvo que ausentar. El día de la manifestación que estuvo en el Ministerio, no estábamos ni el subsecretario ni yo en la sede y los recibió la Secretaría, que fijó una reunión para hoy, que coincidió con el horario de la Comisión debido a la postergación de la convocatoria, que era para ayer, pero como yo recién estaba llegado del viaje, no podía concurrir. Agradezco también a la Comisión por la comprensión y por haber trasladado la reunión para el día de hoy, pero se superpuso con la prevista con los distribuidores de pollo.

          En definitiva, Cupra no estaba respaldando esa manifestación y tampoco los fasoneros, con los cuales nosotros también tenemos diálogo. Es decir, tanto la industria como los productores de pollo son un tema independiente del sector de distribución. Los vamos a escuchar y ver cuáles son realmente sus planteos, pero en las expresiones públicas manifestaban los efectos que traían los cortes de pollo importados. Estamos hablando de origen fundamentalmente de Brasil, de Chile y de Estados Unidos.

          Si miramos y recorremos un poco los números que están siendo distribuidos, podemos ver que, más allá de estas vicisitudes, de las inquietudes trasmitidas, el sector avícola ha venido creciendo en forma importante en cuanto a producción, a faena y a consumo. Es la única carne, proteína de origen animal, que ha crecido en demanda en el mercado interno y, por lo tanto, ha sido un sector dinámico que ha tenido su crecimiento y su empuje. Entonces, si observamos, vemos que el volumen de cabeza faenado, que el volumen de comercializado de carne aviar sigue creciendo. Estamos hablando de que las importaciones de pollo han aumentado, fundamentalmente los cortes, porque entendíamos que era importante.

          El acuerdo al que se hace mención entre privados es un acuerdo entre privados. Es un acuerdo que el gobierno adopta en determinado momento, pero recordemos que este es un acuerdo entre partes de privados; el gobierno no estuvo involucrado en ese acuerdo, por lo tanto, no solo tenemos que preservar el interés del sector avícola, que para nosotros es importante y estratégico, sino que también tenemos que preservar el interés general. Es decir, también debemos salvaguardar lo que es la formación de precios en el mercado interno, que muchas veces no obedece a una lógica directa respecto a la formación del precio.

          Todos sabemos que el sector avícola hoy está enfrentando altos costos, fundamentalmente vinculados a la alimentación. Los vemos reflejados en el costo del maíz por tonelada. Eso se traslada, evidentemente, a lo que es la variación de precios, sin perjuicio de que en el acumulado enero-octubre el ajuste del pollo ha estado por debajo de la inflación. El precio del pollo es muy volátil; varía mucho de acuerdo con los ciclos productivos, que son muy cortos, de cuarenta y cinco o cuarenta y seis días de engorde, y tenemos oscilaciones muy fuertes en función de la oferta y la demanda. Cuando escasea el pollo, tenemos condiciones de aumento de pollo muy abrupto que también impactan en la población.

          Por lo tanto, es la única forma que tenemos de hacer esto como regulación. Obviamente, hay sistemas productivos más eficientes, como puede ser Brasil, que es el mayor productor mundial, y si tuviéramos una apertura generalizada, estaríamos hablando de la posible destrucción del sistema productivo, pero nosotros también tenemos que considerar que las importaciones que se han registrado en este período ‑sin perjuicio del aumento con relación al año pasado‑, representan el 4,6 % del volumen total que se comercializa. Entonces, ahí uno se pregunta: ¿efectivamente el 4,6 % del volumen total puede tener una incidencia tal que vaya a ser un factor de destrucción de un sector productivo? Me parece que la respuesta debería ser no, y que deberíamos tener la sensibilidad de estar justamente en ese equilibrio de proteger la producción nacional, pero también de proteger los intereses de los consumidores.

          Ese difícil equilibrio lo vivimos en el INAC, porque cada vez que celebrábamos la recuperación de mercados, cada vez que recuperábamos que las condiciones de la carne uruguaya se valorizaran en el mercado externo uruguayo, la contracara era que la carne internamente se encarecía. Entonces, ahí es donde tenemos que manejarnos en materia de políticas. Acá tenemos al diputado Fratti, que por diez años fue presidente de INAC, y sabe bien que esas contradicciones y esas tensiones se generan en la cadena. Es decir, el éxito de uno puede ser una mala noticia para el otro, por eso hay que seguir manejando los temas con el respeto a la formación de los precios, precios abiertos, precios transparentes, y no tener un mercado cautivo, donde eventualmente los actores puedan generar una colusión o una formación del precio que no sea transparente.

          Estamos dispuestos a recorrer nuestro camino. Reiteramos: para nosotros el sector avícola es estratégico, estamos en diálogo con las industrias, hemos trabajado bastante para la apertura de mercados, inclusive tenemos una normativa reciente para terceros mercados ‑que era uno de los factores limitantes‑, a través de un decreto de la Presidencia, del 23 de agosto, hemos flexibilizado algunas normas con el fin de que algunas industrias tengan mayor facilidad para habilitarse a la exportación.

          Recordemos que en este período la exportación ha crecido 70 %, pero hablamos de volúmenes muy pequeños, y es solamente una industria que está habilitada para exportar. Nosotros entendemos que el camino, donde se pueda canalizar este aumento de producción que todos deseamos que exista para dinamizar la actividad del empleo, y fundamentalmente lo que es el desarrollo de una zona basta de producción de Canelones, es a través de fomentar los aspectos del mercado interno. El INAC viene ayudando con dineros importantes en la promoción del consumo de carne de pollo, de la misma manera que no lo hace para otras actividades de la producción. Y hay otras áreas de apoyo y de capacitación que estamos llevando adelante.

          El camino de tener una mejor formación del precio, una mejor alternativa comercial para la industria del pollo en el Uruguay, la industria avícola en el Uruguay, es justamente abrir más mercados y tener las mayores posibilidades de opciones comerciales. Diría que hoy el Oriente Medio está siendo el gran atractivo para la producción de un pollo de menor dimensión, de un pollo de alrededor de 1 kilo o 1 kilo y algo de peso, con veinticinco días de ciclo, lo que generaría también otro factor de demanda importante que pudiera atemperar los aspectos de costos.

          Estamos trabajando también el aspecto de fortalecimiento del esquema sanitario. También Cupra se ha comprometido, junto al Ministerio, en fortalecer esa área para que a nivel de la producción no tengamos la introducción de enfermedades zoonóticas, inclusive, que han impactado en varias partes productivas del mundo, como la gripe aviar, que por suerte hasta ahora hemos logrado evitarla y, evidentemente, es un factor fundamental y una diferenciación que tiene Uruguay con relación a otros mercados y a otros productos.

          Esa era un poco la introducción.

SEÑOR REPRESENTANTE FRATTI (Alfredo).- Yo no entendí.

          Los empresarios siempre te dicen que lo que requieren de los diferentes gobiernos son certezas. No entendí cuál es la necesidad que llevó a cambiar una norma que estaba establecida y que parecía que en ese ámbito se movía bien. En realidad, el pollo siempre ha estado por debajo de las otras carnes, y creo que esto crea incerteza e inquietud en un área que es muy particular, porque la población avícola tiene un componente social que por ahí no tienen otras producciones nacionales, como puede ser la carne vacuna, por ejemplo. Me parece que tiene un componente social mucho más fuerte, por el tipo de producción. En realidad, ahí sí tienen una cadena, y creo que estas cosas por lo menos traen desasosiego, por más que no haya habido reclamos en la producción y demás. Y si el 4,6 % no incide, tampoco debería incidir para tomar la decisión y cambiar algo que estaba asumido por todos, y por más que sea un acuerdo entre privados, en realidad, estaba respaldado por el gobierno.

          Yo creo, honestamente, desde mi punto de vista, que la producción de pollos, si la abrimos totalmente y podemos importar todo lo que se quiera, se termina. Esa es mi opinión. Creo que había un tope que había funcionado bien, hasta ahora, porque nadie había reclamado que había que mover ese tope.

          Yo no entendí cuál era la necesidad de cambiar algo que, no sé cuántos años tiene, pero hace muchos años que estaba establecido y da la impresión de que funcionaba sin mayores problemas en todo lo que tiene que ver con el pollo. No entendí cuál fue la razón puntual.

SEÑOR REPRESENTANTE MOLINELLI (Ricardo).- En este cuadro, que es muy interesante, lo único que se manifiesta y llama más la atención, es el incremento del volumen de importación de cortes de pollo, que tiene un incremento de un 119 %. Esto justamente, en el período enero-octubre, y se compara en los dos años, ¿es por la ampliación de las cuotas de importación?

          ¿En qué período se dio este incremento? Queríamos saber si fue sobre todo más al final del período o cuándo.

SEÑOR REPRESENTANTE CERVINI (Walter).- Entendiendo la exposición y los datos brindados, resaltamos el interés general de trasladar al consumidor un precio que sea accesible para el consumo, siendo hoy el pollo la alternativa de compra de carne al precio más accesible para el consumidor.

          También debemos manifestar la preocupación que hemos recibido, particularmente en el departamento de Canelones, de una cantidad de integrantes de la cadena de crianza y posterior ciclo del pollo, por este cambio que se dio. Si bien el porcentaje no es alto, porque estamos hablando de un 4,6 % ‑que estimamos que si las autorizaciones se siguen dando, en noviembre aún puede ser mayor‑, para los que conocen el mercado, una cosa es que ingrese el pollo entero y, otra muy distinta, es que aumente el corte en el mismo porcentaje o en un porcentaje parecido del total. ¿Por qué? Porque en esa cadena que implica que si el distribuidor que hace los cortes no llega a generar una ecuación que sea buena para lograr dichos cortes ‑por ejemplo, con el valor de la suprema‑, naturalmente se empieza a detener ese ciclo hacia atrás hasta desde el criador, y ese es un problema que se manifiesta.

          Esta apertura nos preocupa. Resaltamos el interés de mantener un precio adecuado en el mercado, pero también cuidando esa cadena de producción que nos parece tan importante, y ni qué hablar que en el departamento de Canelones ‑uno lo tiene que reconocer‑ nos golpea tanto. Por eso hemos tenido tantas consultas y tantas reuniones, y entendemos la preocupación.

          También tenemos información de que el presidente de la República se ocupó del tema, y queríamos trasladar al señor ministro la preocupación que nos ha llegado con respecto a ese aumento, en particular con los cortes, que son los que generan que el distribuidor y quien está procesando, no pueda hacer la ecuación que sea rentable para esa distribución, salvando ‑como dije‑ y reconociendo la vocación de mantener precios en plaza que sean accesibles para la gente. Creemos que buscar ese equilibrio es fundamental y sabemos que el Ministerio habilitó ese cambio, pero también está en constante sondeo del mercado y nos preocupa el aumento de la cantidad que puede generar esos perjuicios. Teniendo la presencia del señor ministro en la Comisión, queríamos trasladarle la consulta.

          Muchas gracias, presidente, y gracias al ministro.

SEÑOR PRESIDENTE.- Creo que hemos tratado todos los temas; no sé si queda alguno.

SEÑOR MINISTRO DE GANADERÍA, AGRICULTURA Y PESCA.- Con relación al tema de los pollos, tomamos nota. Vamos a estar recibiendo al sector de la distribución. También hay allí un tema vinculante; seguramente está lo que es la implantación del sistema de registro y gestión del abasto. Hay mucha gente del sector avícola que no está en plena formalidad en su funcionamiento y, por lo tanto, vamos a estar ayudando a estos empresarios a que también vayan por el camino de la formalidad.

          Los picos máximos que seguramente motivaron estos reclamos se dieron en el mes de setiembre. Ya en el mes de noviembre han caído en forma importante los pedidos. Muchas veces obedece a relaciones de precio de disponibilidad de producto en el exterior, pero nosotros vamos a tener también el cuidado de no generar distorsiones al sector.

          Debemos recordar que nosotros recibimos delegaciones extranjeras de representantes de países que tienen representación diplomática solicitando permanentemente el ingreso de productos al mercado uruguayo. Y muchas veces hemos dado la negativa, sin perjuicio de que no tenemos razones de carácter específicamente técnicos para poder generar una prohibición de importación.

          Recordemos que Uruguay también recorre todo el mundo pidiendo libre mercado y que tampoco podemos caer en la contradicción de decir: bueno tenemos esta limitación. Pero tomamos nota de la sugerencia de la Comisión y vamos a estar procediendo porque reitero que el sector avícola para nosotros es estratégico, y vamos a estar generando todas las medidas y acciones para poder impulsarlo, tanto para el mercado interno como para el mercado de exportación. Traer un sistema avícola competitivo para nosotros es un objetivo.

          No olvidemos que en el mes de junio cuando habilitamos la importación de carne con hueso bovina de países o de zonas libres de aftosa con vacunación, estábamos con los precios al mercado interno que trepaban en forma constante. También el tema del pollo obedeció un poco a esa estrategia, porque las presiones inflacionarias eran muy altas.

          Muchas veces también se dice: ¿cuál fue el efecto de la importación? ¿Bajaron los precios? Capaz que no bajan los precios, pero dejan de subir. Entonces, también es una manera de salvaguardar el interés del consumidor cuando muchas veces el precio no se forma de manera transparente.

SEÑOR REPRESENTANTE VEGA (César).- Señor presidente: nos quedó por tratar el punto 4, que es un proyecto que nosotros presentamos acerca del cual ya ha hablado la Cámara de importadores de agroquímicos, la Asociación de Ingenieros Agrónomos, la Sociedad de apicultores y otros, y nos gustaría conocer la posición del Ministerio. Obviamente, que los representantes que tienen que ver con el tema dan y de sobra, pero evidentemente se nos ha hecho tarde. Me gustaría que pudieran acompañarnos a discutir su punto de vista, siempre muy respetuosos. Creo que a veces es el carácter de cada uno, pero podemos tomar mucho y hacer un camino juntos en esta discusión.

          Muchas gracias.

SEÑOR PRESIDENTE.- Por la hora que es, señor diputado Vega, y como es un proyecto de ley, amerita un tratamiento. Le propongo una venida específica del Ministerio para tratar el proyecto. Capaz que ya los dejamos invitados, y les hacemos llegar la invitación a través de secretaría para tener una reunión en el mes de diciembre. Si no puede concurrir el señor ministro, que vengan las autoridades de las direcciones competentes para tratar en específico ese proyecto y profundizar en él.

SEÑOR REPRESENTANTE VEGA (César).- Perfecto.

SEÑOR PRESIDENTE.- Se levanta la reunión.

          (Es la hora 14 y 13)

Abrir chat
Hola, nos escuchas?
Hola, nos escuchas?
Queremos conocer tú opinión, escribenos.